Advierten una nueva quita de retenciones al sector agroexportador


exportación agro dólares

El Centro de Economía Política Argentina difundió la medida dispuesta por el Gobierno que deroga los controles fitosanitarios de granos y subproductos, harinas y aceites, que realiza el SENASA y las tasas que cobra.

Se trata de la ley 260/14 que permite al organismo de control, regulación y recaudación del Estado, gravar con tasas y aranceles las actividades en las que interviene.

La normativa disponía que el monto gravado responde a un importe por tonelada exportada que varía según el producto, un monto fijo por tanque y/o bodega (3 mil pesos por bodega y 500 pesos por tanque), además de otro monto fijo por trámite, que incluye la emisión de certificados fitosanitarios, de calidad y de fumigación que ascienden a un total de 750 pesos por operación de importación/exportación.

El CEPA estimó que la derogación de la norma implica una transferencia de ingresos de 120 millones de dólares hacia los sectores agroexportadores.

La entidad apunta a que la decisión funciona como una quita de retenciones adicional a la otorgada por el Estado Nacional, con el efecto del incremento del precio interno de granos y subproductos.

Además se desfinancia al SENASA y se pierde la trazabilidad de las exportaciones de granos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *